info@dartpoints.com 1.888.257.7462
EL CONCEPTO

¿Qué es el Edge?

El Micro Centro de Datos Edge no es solamente una evolución de la industria de centros de datos, pero una culminación de diferentes industrias que sirven a diferentes clientes, convergiendo en un mismo ecosistema, basado en metas y desafíos compartidos.

Por muchos años el contenido, la informática y el almacenamiento existían al final de una larga conexión para el usuario final, quien está del otro lado. Debido al ritmo en que las tecnologías han evolucionado, la demanda por acceso y velocidad en las aplicaciones se han encontrado con limitantes físicas y financieras de los centros de datos existentes, en las telecomunicaciones y la arquitectura en nube. Las nuevas aplicaciones impulsadas por comunicación de máquina a máquina han creado un diluvio de datos que promete volcar las redes tradicionales, a menos que, un nuevo paradigma que provea una baja latencia y rendimiento mejorado pueda ser encontrado.

Como respuesta a esta situación, el Micro Centro de Datos Edge permite a todos los participantes dentro de este ecosistema dar un mejor servicio y disminuir los costos de entrega, al acercar el almacenamiento e informática necesaria al consumidor, ya sea ser humano o máquina. El “edge” (borde) ha sido debatido por años como ambos, ubicación geográfica y proceso, pero nosotros proponemos que es ninguno y es ambos a la vez. El “edge” es una instancia, el cual une al usuario, los datos, procesamiento y la interconectividad en una ubicación exacta para crear una experiencia y un resultado. En esencia, el “edge” es donde los datos son creados y consumidos. El “edge” puede existir en un centro de datos regional, torre de telecomunicaciones, una empresa o un hogar. El “edge” no pertenece a ningún grupo en particular, sin embargo, todos contribuimos a él y seguiremos desarrollando este nuevo paradigma.

 

Por Definición

Por definición el “edge” es más “pequeño”, comparado con una gran infraestructura tradicional de décadas pasadas. En años previos, los centros de datos podían existir en distintas ubicaciones que fueran convenientes para ellos y dependían de extensas redes de fibra para entregar el servicio. En la era donde miles de millones de dispositivos operan simultáneamente, esto no es sustentable. Sin embargo, el “edge” sigue inherentemente fundamentado en un espacio físico. Por lo tanto, el “edge” se debe adaptar, caber en cualquier espacio físico y utilizar cualquier energía disponible en la ubicación precisa donde sea requerida su operación. En términos de un operador de una torre de telecomunicaciones, debe existir dentro del espacio ocupado por la torre o dentro del espacio disponible en un edificio comercial que cuente con antenas. A medida que se llega más lejos, debe existir dentro de gabinetes independientes en las esquinas de las calles o en una bodega de una tienda cercana o en el piso de un almacén. Independientemente de donde se encuentre, el “edge” debe ser muy pequeño, micro, por decirlo de alguna manera.

En términos de “centros de datos”, la definición debe adaptarse a nuevos diseños y ubicaciones, mientras se mantienen los elementos más críticos de estandarización, seguridad y garantía de servicio. Esto no podrá ser logrado por esfuerzo humano, como con los centros de datos tradicionales, pero si a través de sistemas autónomos, descentralizados que permitan a los clientes visualizar y gestionar entornos a través de cientos (o miles) de sitios.

El último aspecto que define al Micro Centro de Datos Edge es que debe ser ubicuo e interconectado. Así como vemos la llegada de vehículos autónomos e IoT (Internet de las Cosas), las funciones que se realizan en una ubicación deben ser instantáneas y transferirse impecablemente a la siguiente ubicación downstream/upstream. Y las múltiples ubicaciones necesitarán acceso a, realizar operaciones sobre y comunicar datos con múltiples instancias.

Les presentamos el Micro Centro de Datos Edge- polimórfico, automatizado, sustentable, ubicuo y completamente inevitable.